Compartir en redes:

Los días 1 y 2 de junio ha tenido lugar en Salamanca la Asamblea Nacional de  la ASOCIACIÓN  DE CARIDAD DE SAN VICENTE DE PAÚL (AIC). Han participado en ella 143 miembros y hemos contado con la intervención de varios ponentes vinculados directamente a la acción caritativa y social de la Iglesia. Entre ellos ha participado Dña. Dolores García Pi, presidenta del Foro de Laicos. Fue invitada con el objetivo de que los miembros de la AIC pudiéramos conectar con los preparativos del Congreso de Laicos que, bajo el lema: Iglesia de Dios en salida, ha programado y organizado la Conferencia Episcopal Española para dar voz al laicado. Con San Vicente de Paul, nuestro fundador, nos sentimos fieles hijas e hijos de la Iglesia y vinculados a la acción caritativa y social que desarrolla en nuestro mundo.

Con un lenguaje sencillo y un audiovisual clarificador, desarrolló su ponencia el domingo 2 de junio, dejando muy claro a todos los miembros de la  Asociación, cuál es el objetivo del Congreso: Impulsar la conversión pastoral y misionera del laicado en el Pueblo de Dios, como signo e instrumento del anuncio del Evangelio de la esperanza y de la alegría, para acompañar a los hombres y mujeres en sus anhelos y necesidades, en su camino hacia una vida más plena.

En su desarrollo partió del Plan pastoral de la Conferencia Episcopal española para el periodo 2016-2020. En él afirman nuestros obispos: “Somos conscientes de que en España la Iglesia está también llamada por el Señor a una conversión misionera. Las circunstancias históricas que estamos viviendo han hecho más difícil y más necesaria la claridad y la firmeza de la fe personal, la vivencia comunitaria y sacramental de nuestras convicciones religiosas” (Plan Pastoral, 10). Y, en este sentido, nos invitan a los laicos a asumir el protagonismo que nos corresponde en este proceso de renovación en virtud del mismo bautismo.

Durante la presentación nos quedaron muy claros los objetivos específicos del Congreso que tendrá lugar en Madrid del 14 al 16 de febrero de 2020 y las tres notas características del mismo: sinodalidad, discernimiento y espiritualidad.

En el ambiente de cercanía, fraternidad y confianza mutua que ha marcado el ambiente de esta Asamblea, hemos salido animadas a participar de lleno en el Congreso, junto a otras muchas Asociaciones de la Iglesia.

 

Concepción Santiago Alonso

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad