Compartir en redes:

La presentación del Congreso de Laicos promovido por la CEE, “Pueblo de Dios en salida” que tendrá lugar a Madrid de los días 14 al 16 de febrero del año 2020, fue el tema central del Consejo Pastoral de la diócesis de Urgell, presidida por su arzobispo, Mons. Joan-Enric Vives, en el Seminario el pasado sábado 26 de octubre.

Presentación del Congreso Laicos 2020

El vicario episcopal de Pastoral, Antoni Elvira, presentó y explicó  los objetivos del Congreso que son impulsar la conversión pastoral y misionera del laicado “como signo e instrumento del anuncio del Evangelio de la esperanza y de la alegría, para acompañar los hombres y las mujeres en sus anhelos y sus necesidades, en su camino verso una vida más llena”.

El congreso se encuentra inmerso en la primera etapa, que se realiza en el ámbito diocesano hasta primeros de noviembre..En este momento  están trabajando  el documento-cuestionario en grupos diocesanos constituidos a tal efecto.

Después se recogerán todas las sugerencias y se elaborará una síntesis de aportaciones que servirán de referencia para la elaboración de un “Instrumentum laboris”. Éste será trabajado, en especial, por aquellos que participen en el Congreso y marcará, junto con las ponencias del mismo Congreso, las líneas generales del camino que se iniciará después de su celebración. Desde noviembre del 2019 hasta enero del 2020 se trabajará este “Instrumentum laboris” preparatorio del Congreso.

La segunda etapa es, propiamente, la relativa en el Congreso, que se celebrará a Madrid del 14 al 16 de febrero del 2020.

En el encuentro de Urgell los participantes subrayaron que “el objetivo fundamental es determinar propuestas concretas y líneas de actuación para dinamizar el laicado en nuestras diócesis de cara a los próximos años, por lo cual se priorizará el trabajo en común en torno a cuatro itinerarios fundamentales que nos corresponden a todos: primer anuncio, acompañamiento, procesos formativos y presencia en la vida pública. Junto con esto, también habrá ponencias que nos servirán para contextualizar los diferentes trabajos y favorecer la reflexión”.

Todo el Congreso estará fundamentado en dos claves de carácter transversal -la sinodalidad (comunión) y el discernimiento–.

La tercera etapa no se concibe como el final del proceso, sino como el inicio de nuevos caminos que permitan concretar todo aquello que se ha reflexionado en la fase diocesana y todo el que se ha vivido con motivo del Congreso.

Después de esta a presentación del Congreso se pasó a repartir un “cuestionario para la reflexión” a los Consejeros que fue trabajado en tres grandes grupos. Cada grupo finalizaba la parte que le tocaba trabajar del cuestionario con 3 preguntas finales que los grupos tenían que responder. El cuestionario se dividía en tres grandes bloques: reconocer, interpretar y escoger que fueron las que trabajaron los Consejeros.

Al final del trabajo en grupos hubo una puesta en común del trabajo que se había realizado y los resultados serán trasladados por la Secretaría del Consejo Pastoral diocesano a los responsables del Congreso a Madrid para que puedan elaborar el documento de trabajo final. Después de la puesta en común del trabajo realizado Mons. Vives destacó  que “la reunión pretendía iniciar un trabajo que será desarrollado posteriormente y que quizás será objeto de una próxima reunión del Consejo Pastoral diocesano”

Diócesis de Urgell

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver
Privacidad