Compartir en redes:

Hace unos meses nadie podía haber imaginado que íbamos a estar confinados en casas durante semanas. Cuando se decretó el estado de alarma y se hizo evidente que íbamos a estar encerrados en nuestros hogares días y días, Encuentro Matrimonial enseguida se dio cuenta de que iban a ser tiempos de prueba para la convivencia familiar. Padres, hijos, tal vez incluso abuelos, iban a estar obligatoriamente juntos, en muchos casos las veinticuatro horas del día, a lo largo de muchos días. Esto podía ser una oportunidad para fortalecer las relaciones de pareja y de familia… o podía convertirse en causa de conflictos o en una situación difícil de gestionar. Para evitar esto último y ayudar a que, en efecto, el confinamiento se convirtiera en una experiencia positiva para la familia, Encuentro Matrimonial puso en marcha, al inicio de este periodo, la campaña #YoHabloConMiFamilia

Una de las características que más identifican a Encuentro Matrimonial son las herramientas de dialogo y convivencia que se aplican a las relaciones a fin de que estas sean, en verdad, signo de amor. El uso cotidiano de estas herramientas, sin duda, iban a ayudar a los matrimonios y parejas pertenecientes a Encuentro Matrimonial, y a sus familias, a vivir estos días de una forma más positiva y esperanzada. Pero conocían que había muchas parejas y familias que no disponían de esas herramientas. Pensando en ellas, Encuentro Matrimonial puso en marcha la campaña #YoHabloConMiFamilia, que permaneció activa todo el tiempo que ha durado el confinamiento.

A través de WhatsApp, Facebook y de Instagram se proporcionaron, cada dos o tres días, unas pautas sencillas de dialogo y convivencia con un formato divertido y lúdico. Junto a esta pauta se incluía una pregunta destinada a que el matrimonio o pareja pudiera trabajarla en intimidad. Además, se proponía una dinámica para realizarla junto a los hijos en familia, y una sugerencia para que la conversación con los mayores no se limitara sólo al “¿estás bien?” y que sirviera para aportarles confianza y seguridad.

A lo largo de las diez entregas se han abordado temas como los miedos, la necesidad de dialogo y escucha, las dificultades que nos hacen fuertes y las posibilidades de aprendizaje. Se ha invitado también a integrar las diferencias que hacen a cada uno diferente, se ha recordado la necesidad de ser agradecidos y de enfocarnos en lo positivo que tienen los demás, o de pedir perdón cuando nos equivocamos o herimos al otro.

Afirman que esta campaña ha tenido muy buena acogida tanto a nivel privado como institucional siendo replicada por diversas diócesis españolas. Y concluyen:

“Esto nos ha llenado de satisfacción y agradecimiento por la posibilidad que hemos tenido, desde nuestro carisma, de ayudar a muchas familias a hacerles esta situación más llevadera, e incluso a darles la oportunidad de crecer y profundizar en sus relaciones familiares. Porque, como creemos en Encuentro Matrimonial, las relaciones fuertes, sólidas y estables abren el camino al encuentro con Dios”.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad