Compartir en redes:

Esta tarde ha tenido lugar el primer encuentro del equipo sinodal constituido en la Conferencia Episcopal Española para apoyar la celebración de la Fase diocesana del Sínodo de los Obispos. El papa Francisco ha querido que la XVI Asamblea sinodal de los Obispos, que se celebrará en Roma en octubre de 2023 con el tema «Por una Iglesia sinodal: comunión, participación y misión», se articule en tres fases, una diocesana, otra continental, y otra para la Iglesia universal. Por esto motivo, la Secretaría del Sínodo previó que en cada Conferencia Episcopal se creara un equipo sinodal que pudiera servir para la fase diocesana y continental.

Miembros del equipo sinodal de la CEE

La Asamblea Plenaria encargó a Mons. Vicente Jiménez, arzobispo emérito de Zaragoza, dirigir el trabajo de este equipo y la Comisión Ejecutiva nombró sus miembros, según los criterios aportados por la Secretaría del Sínodo que invitaba a una presencia de las diversas vocaciones en la Iglesia.

El equipo está formado por Mons. Luis Argüello, Secretario general de la CEE; Isaac Martín, laico de la diócesis de ToledoOlalla Rodríguez, laica de la Renovación carismática católicaDolores García, presidenta del Foro de LaicosLuis Manuel Romero, sacerdote, director de la Comisión Episcopal para los Laicos, Familia y vida; María José Tuñón ACI, religiosa, directora de la Comisión Episcopal para la Vida Consagrada; y Josetxo Vera, director de la Comisión Episcopal para las Comunicaciones Sociales.

En esta primera reunión se ha abordado el modo de ayudar a las diócesis a la convocatoria de la Fase diocesana, que dará comienzo en las diócesis el fin de semana del 16 y 17 de octubre, una semana después de la apertura en Roma del camino sinodal, a cargo del papa Francisco.

 


También te puede interesar:

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos.Ver
Privacidad