Compartir en redes:

Amparo Estellés (psicóloga de formación y funcionaria de profesión) está al frente de Acción Católica General y desde hace dos años es la delegada episcopal de Apostolado Seglar en el Arzobispado de Valencia, desde donde coordina, junto con otros responsables, la Jornada diocesana de laicos que se celebrará este sábado en Moncada.

-¿Qué objetivo se persigue con esta iniciativa?

-La jornada tiene su razón de ser en el congreso de laicos que se celebrará el próximo febrero en Madrid, donde se congregarán unas 2.000 personas. Ese encuentro tiene una fase diocesana que es la que precisamente vamos a abordar esta semana. Consta de una reflexión y la respuesta a tres preguntas, siguiendo el magisterio del papa Francisco: conocer los recursos de los laicos, la interpretación de a qué estamos llamados los laicos y elegir los hechos de acción, es decir, cómo llevar adelante las dos preguntas anteriores.

«Los laicos tenemos que poner en marcha nuestra vocación bautismal»

-¿Cómo se va desarrollar esa jornada?

-Comenzaremos sobre las 9.00 horas y la idea es estar hasta el mediodía en el Seminario de Moncada. Allí abordaremos una síntesis de lo reflejado en las respuestas a los cuestionarios que se remitieron por toda la diócesis. A partir de ahí, abordaremos los temas que también se tratarán en el congreso de febrero en Madrid. La síntesis se remitirá a la Conferencia Episcopal y será la respuesta de la diócesis de Valencia al documento base del congreso nacional.

-¿Quién puede participar?

-Todo el mundo. Parroquias, movimientos apostólicos y de familia, asociaciones, catequistas, educadores y cualquier particular. Sólo pedimos que se realice el proceso de inscripción a efectos organizativos. De momento, llevamos 400 inscritos pero, por ejemplo, cuestionarios hemos recogido un millar. Estamos sorprendidos gratamente con la implicación de la gente de la diócesis.

-¿Qué papel desempeñan los laicos en la Iglesia y en la sociedad?

-Uno fundamental. En la Iglesia nos viene dado por el bautismo y, en la vida pública, la vivencia de nuestra fe implica un compromiso de vida para hacer efectiva la nueva evangelización. Los laicos nos movemos en la familia, cultura, política y otros ámbitos dando ejemplo. Hay que desterrar el concepto de vivir la fe con vergüenza. Los laicos tenemos que poner en marcha nuestra vocación bautismal.

-¿Qué proyectos afrontará tras la jornada?

-Una vez terminado el acto será momento de recuperar y promover el Itinerario Diocesano de Renovación, que lleva por lema ‘Volver a la escuela de Jesús’.

 

Las Provincias

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad