Compartir en redes:

Más de 700 personas-laicos, sacerdotes, religiosos y obispos- se han reunido hoy viernes 16 de febrero en el Auditorio de la Fundación Pablo VI, para la inauguración del Encuentro de Laicos sobre el Primer Anuncio, organizado por la Comisión Episcopal de Laicos, Familia y Vida de la Conferencia Episcopal Española.

Presentó el acto Dolores García Pi, como miembro del Consejo Asesor de Laicos, quien recordó que justamente hace cuatro años se clausuraba el Congreso de Laicos. Dolores dio una visión de conjunto de lo que será el desarrollo del Encuentro.

Posteriormente el Nuncio en España, Mons. Bernardito Auza saludó a los participantes y subrayó el proceso de “descristianización” que vive nuestro país: “Son muchos de los hermanos cuya vida está marcada sin ningún signo religioso, un fenómeno que ha llegado aquí”. Para el diplomático del Vaticano, aun quedan “vestigios de Evangelio”, por lo que considera que es “necesario que el anuncio de la persona de Cristo no pierda su novedad y su frescura”. Consciente de que la sociedad líquida es “el nuevo ámbito en el que debe realizarse el anuncio del Evangelio”, reivindicó “el testimonio personal” como “tarea sinodal”.“En la Iglesia todos cabemos, con la alegría de ser un Pueblo unido en la misión”, resumió.

Después intervino el presidente de la Conferencia Episcopal, el Cardenal Arzobispo de Barcelona, Juan José Omella Omella. Para el prelado, el Primer Anuncio incluye decirle al otro: “Tú vales mucho, Dios te ama”. El presidente de la CEE ha considera que esta expresión recoge ese “Id al mundo entero y predicad el Evangelio” que es el envío de todo creyente. “No se evangeliza como el Llanero Solitario, que va matando a unos y a otros”, expuso el cardenal con naturalidad, que sumó algunos elementos clave de cómo ha de ser este anuncio, como la alegría, la humildad o la comunidad. “El demonio existe, pero solo se le vence desde la comunión. La Iglesia es la familia, pueblo de Dios que acoge”, añadió. “La palabra sinodalidad, que le molesta a algunos”. “Hemos de caminar juntos, sintiéndonos todos invitados a la evangelización con un nuevo ardor misionero para que el mensaje de Jesucristo llegue a todos”, deseó. Sobre cómo lograr el actual proceso de secularización que atraviesa nuestro país, Omella planteó que “a nosotros se nos pide sembrar, el resultado es del Señor”. “Este encuentro nos va a poner gasolina o electricidad a nuestro motor para seguir adelante”, enfatizó.

La ponencia en tono orante contó con la participación de la cantautora Maite López. Los expositores hicieron un balance de los últimos cuatro años y lo que se ha realizado y avanzado en el concepto de lo que es el Primer Anuncio. Somos enviados para transmitir la alegría del encuentro con Jesucristo.

Retransmisión en directo

Intervenciones

  • Dolores García Pi – Miembro del Consejo Asesor de Laicos

Dolores García Pi ha sido la encargada de dar la bienvenida a los participantes en nombre de todas las personas que han trabajado para que este Encuentro sea posible. Un Encuentro, ha recordado, que es herencia del Congreso de Laicos “Pueblo de Dios en salida” y que demuestra que esa experiencia “sigue viva y late en nuestras comunidades, parroquias, diócesis…” .

También ha subrayado que “en aquellos días sentimos la presencia del Espíritu que renueva, impulsa, nos lleva al encuentro con Jesús y con los hermanos, provoca conversión y ganas de “salir” por las calles a compartir…” y ahora llega la reflexión entre todos sobre el Primer Anuncio, que quiere ser “una memoria agradecida por los muchos dones recibidos”.

Así, ha explicado que “dedicaremos esta tarde a el camino recorrido en estos 4 años, a identificar el momento en el que ahora estamos, descubriendo los retos que tenemos por delante y las oportunidades que nos ofrece el Primer Anuncio, en las que hemos profundizado durante este bienio”.

Dolores García Pi ha terminado su intervención con una invitación “a mantener la misma actitud de apertura y escucha”. Y con una petición: “que os sintáis protagonistas del día, en primera persona, con nuestra participación y teniendo muy presente la realidad eclesial (diócesis, asociación-movimiento, vida consagrada) que nos ha enviado aquí (¿en qué medida lo que estamos / vamos a vivir mañana puede ser de luz para mi realidad eclesial? ¿hacia dónde nos puede impulsar el Espíritu Santo para seguir caminando?).  Que estas preguntas resuenen en nuestro interior”.

Antes de darles paso, Dolores García Pi ha agradecido la presencia del Nuncio y del Presidente de la CEE, que “nos animan y nos guían”.

Descarga el texto íntegro

  • Bernardito Auza – Nuncio Apostólico en España

Ha traído el saludo del papa Francisco «con particular afecto a todos cuantos participan en este Encuentro».

Mons. Bernardito C. Auza ha alabado «la iniciativa de este Encuentro para contagiarse y llevar el Evangelio a todas partes. Es signo del amor que tenéis a Jesucristo y el compromiso de su Vida en vuestras propias vidas. Él os mueve a anunciarle».

«Hago votos por vuestro trabajo -ha continuado- en este fin de semana con el objetivo de detectar y buscar las pautas que hacen de vuestra actividad una acción eficaz con la confianza puesta en el Señor». En este marco concreto, «en el devenir del proceso de la “secularización” se ha llegado, como bien sabéis, a una “sociedad líquida”. El hombre “liquido” es, ante todo, una actitud que sumerge al individuo, llevado y traído por un continuo movimiento de cambio y desarraigo, evadiendo todo compromiso, también sustrayéndose de un amor permanente, y buscando la última sensación o experiencia, que va agrandando una situación fluctuante». En este nuevo ámbito es «el que debe hacerse el anuncio evangélico, conscientes de que la riqueza y los valores permanentes del Evangelio no pueden reducirse a las tendencias de la razón o de la fuerza en la lucha por la vida humana, sino a su principio y a su fin último: Cristo Jesús. El “primer anuncio” refiere cada vida hacia el Anunciado, hacia la persona de Cristo»

Además, ha animado a difundir este Mensaje como «una tarea común, “sinodal” podemos decir. Todos juntos estamos llamados a dar testimonio de nuestra fe. Este deber es dado en cumplimento a todo el “Pueblo de Dios unido en la Misión”, título que dais a este Encuentro que ahora se inaugura».

Por último, «un vivo consejo a todos: no nos dejemos nunca desanimar por la conducta de quienes, desgraciadamente viven como si Dios no existiera. Recordemos las palabras de San Pablo: <No nos cansemos de hacer el bienque a su tiempo cosecharemos> (Gal 6,9). Muchas veces será precisamente nuestra perseverancia en el seguimiento del Cristo Resucitado, en un ambiente adverso, unida a la gracia de Dios, lo que tocará el corazón de nuestros hermanos y les hará reencontrar el camino del bien, de forma que, como aspira el presente Encuentro todo lo que se haga tenga un momento central en el que Jesús esté presente”.

Descarga el texto íntegro

  • Cardenal Juan José Omella – Presidente de la Conferencia Episcopal Española

El cardenal Omella, ha dejado a lado el texto oficial, para hablar «con el corazón» y animar a los laicos a la apasionante tarea de predicar el Evangelio, pues «es el encargo —ha dicho— que nos hicieron el día del Bautismo«.

Entre anécdotas e historias, ha subrayado, por ejemplo, que «el Primer Anuncio no es dar una lección, sino sacudir el corazón» y que «se puede evangelizar desde cualquier lugar«.

También ha reivindicado a la Iglesia que, a pesar de la «arrugas del pecado», sigue custodiando el gran tesoro del Evangelio.

Descarga el texto íntegro

Imágenes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Ver
Privacidad